Efectos del Confinamiento

Sí, vale. Es verdad. No se puede decir que sea alguien súper constante con sus entradas en el blog. En mi defensa diré que llevo mucho tiempo en una especie de bloqueo escritor que no consigo superar de ninguna manera y que me llega, incluso, en lo que a blog se refiere. Incluso me cuesta redactar un mail un poco largo.

El caso es que, iluso de mí, pensaba que durante este periodo de confinamiento se me dispararía la vena creativa y adelantaría muchísimo mis proyectos de escritura, pero nada más lejos de la realidad. Lo que sí he adelantado y llevo a un aceptable buen ritmo son mis lecturas. Pero del tema escritura…

Creo que mi bloqueo escritor tiene muchos factores asociados. El primero de todos, es que trabajo ocho horas delante de un ordenador y, cuando llego a casa acaba mi jornada laboral, no me apetece ponerme delante del ordenador otra vez.

El segundo de los factores es, de nuevo, mi trabajo. Me absorbe un poco el alma y tiene cierto estrés. Me deja intelectualmente agotado.

Así que, cuando me encuentro ante la hoja en blanco, no tengo suficiente fuerza de voluntad como para luchar contra ella y, a la que me encuentro ante un escollo que se me antoja difícil, o cuando tengo que encontrar la forma de resolver una escena, etc., me vengo abajo y lo dejo estar. La historia está más que clara en mi cabeza, pero pasarla al papel me cuesta un esfuerzo titánico. Esfuerzo que, de momento, se queda en intento.

No voy a decir que esta situación no me desanime; lo hace y mucho, porque al final yo siempre he escrito por necesidad, porque forma parte de mí, y esta necesidad sigue existiendo, sólo que no encuentro las fuerzas para cubrirla. Al final entro en una espiral que se retroalimenta y me aleja de la escritura. A ver si encuentro la forma de romper con esto.

¿Y vosotros, cómo lleváis este confinamiento?

Photo by L N on Unsplash

Sígueme en Redes Sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.